Buscar
  • Anavi

¡SOS, dolor de cabeza!

Actualizado: abr 29


¿Te da a veces la impresión de que intentar librarte de un dolor de cabeza, te da más dolor de cabeza? Claro que podrías echar mano de un paracetamol, pero si quieres usar esta solución sólo como último recurso, es una buena idea disponer de una serie de herramientas para combatirlos por ti mismo.

Antes de entrar en los pormenores del tema, hay que mencionar que existen muchos diferentes tipos de cefaleas. Básicamente, podemos decir que hay dolores de cabeza primarios y secundarios, de los cuales luego existen otros subtipos. Las cefaleas primarias son aquellas donde no existe una enfermedad subyacente. En esta categoría encontramos las cefaleas más comunes, como la cefalea tensional, las migrañas o las cefaleas en racimo por ejemplo. Por otra parte, las cefaleas secundarias son un síntoma de una enfermedad subyacente, por lo que la forma de atajar dichas cefaleas sería tratando la enfermedad en concreto.

De lo que voy a tratar en este artículo por lo tanto son las cefaleas primarias. Debemos tener en cuenta que el dolor de cabeza puede estar causado por múltiples factores, sin mencionar aquellos que aparecen sin motivo alguno. Pero algunos detonantes son muy fáciles de determinar, como el alcohol, la falta de sueño, una mala postura o el estrés.

En mi caso particular, siempre he tenido una tendencia a los dolores de cabeza y aunque no soy experta en el tema (¡por favor, busca consejo médico profesional si padeces de dolores de cabeza graves!), me gustaría compartir lo que hago y a lo que presto atención para evitar y tratar los dolores de cabeza sin usar analgésicos.

Cómo prevenir los dolores de cabeza

  1. Limita tu tiempo frente a pantallas – esto se refiere a la tele también, no sólo al móvil o la tableta.

  2. Observa si te entra dolor de cabeza después de ingerir ciertos alimentos – de adolescente empecé a notar que siempre me entraba dolor de cabeza después de beber un vaso de leche. Eso era una clara señal de que mi cuerpo no toleraba bien la lactosa.

  3. Cuida tu postura – para mí esto es probablemente lo más importante, ya que la mayoría de mis dolores de cabeza son cefaleas tensionales que se desencadenan en el cuello. Asegúrate de que no pasas todo el tiempo frente al móvil o ordenador mirando hacia abajo. Imagina el cuello de un pingüino. Lo que quieres evitar es poner el cuello en esa postura, poniendo la pantalla a nivel de la vista.

  4. Hidrátate – bebe mucha agua y reduce el consume de alcohol.

  5. Airea tu casa y lugar de trabajo – piensa en las situaciones donde dices “tengo que salir a que me de el aire” cuando te hace falta un descanso para recargar las baterías. ¡El aire es la vida! Y con esto me refiero a aire fresco. ¡Evita los humos a toda costa! Es interesante saber que ciertos tratamientos contra las cefaleas incluyen terapias de oxígeno.

  6. Pasa tiempo al aire libre – esta es una forma fácil de reajustar tu estado de ánimo y, claro está, airearte.

  7. Muévete – ¡tú eliges! Yoga, caminar, nadar, montar en bici… ¡Simplemente muévete! Haciendo esto estarás cubriendo varios de los puntos anteriores de una vez.

  8. Fíjate en la disposición del lugar donde duermes – ¿te resultan cómodos tu colchón y almohadas? Puede parecer trivial, pero es esencial dormir bien y mantener una buena postura mientras lo hacemos para no desarrollar tensiones que desencadenen en posibles cefaleas.

Cómo tratar los dolores de cabeza

  1. Asegúrate de que hayas bebido suficiente agua y que el aire donde estás no sea sofocante.

  2. Sal de paseo – te dará aire fresco y podrás literalmente quitarte cosas de la cabeza. Puede que de esta forma tan simple consigas algo de alivio.

  3. Masajéate con aceites relajantes - ¡la lavanda hace maravillas! Personalmente me gusta darme un masaje suave en el cuello con este aceite. Si el dolor muscular es más fuerte, echo mano de aceite de árnica.

  4. Date un baño – este es mi santo grial. Si nada funciona, me preparo un baño caliente con sales o aceites. De nuevo, puedes usar algo relajante (como lavanda) o bueno para el dolor muscular (como árnica). Una vez dentro de la bañera, mi secreto para deshacerme del dolor de cabeza es dejar el cuello flotar en el agua, haciendo espacio cruzando las piernas o colgándolas hacia fuera de la bañera. Te prometo que no ha habido dolor de cabeza que no haya desaparecido después de hacer esto. ¡El agua es sanadora!

  5. Descansa – no es sorpresa que si estás cansado, estresado y tenso, tu cuerpo te está diciendo que necesitas un descanso. ¡Date permiso a tomarte una pausa!

  6. Haz ejercicio suave – una práctica de yoga suave con atención al cuello y los hombros puede ayudar con las cefaleas tensionales. No te sugiero que hagas posturas que creen presión (como la postura sobre la cabeza), ya que lo que quieres es que tu cuerpo suelte la tensión. El yoga restaurativo es también de gran ayuda, permitiéndote entrar en un estado de relajación.

  7. Medita siguiendo la respiración – aunque esto probablemente no haga que el dolor de cabeza desaparezca, al menos podrás centrarte en otras sensaciones del cuerpo que tienen lugar al mismo tiempo y de esta forma, dejar a un lado un poco tu malestar.

Espero que estos consejos hayan sido de ayuda. Si tienes otras formas de tratar el dolor de cabeza, me encantaría conocerlos para seguir aumentando mi lista. ¡No dudes en compartir!

[vuelve a cuídate o inicio]

#consejos #español

16 vistas

YOGAVi - Yoga en español Núremberg